visita_gratuita

Hidrolipoclasia, liposucción sin cirugía

Ventajas de la Hidrolipoclasia

La Hidrolipoclasia tiene un 95% de aprobación por parte de los pacientes que se han sometido al tratamiento.

  • Sin hospitalización
  • Sin baja laboral
  • Sin dolor
  • Sin complicaciones
  • Sin pagar más
  • Sin recaídas

Antes y Después

Hidrolipoclasia ultrasónica asistida

Hidrolipoclasia ultrasónica asistida

Hidrolipoclasia ultrasónica asistida

visita_gratuita

Hidrolipoclasia vs liposucción

A continuación vamos a contaros cuáles son las diferencias entre la Hidrolipoclasia y la liposucción, para solucionar las posibles dudas que hayan surgido al leer la información sobre el tratamiento de Hidrolipoclasia.

Lo primero que debemos decir es que se trata de dos tratamientos totalmente seguros (siempre y cuando sean practicados por profesionales expertos en centros médicos reconocidos y con todas las garantías sanitarias) que tienen efectos rápidos, casi ninguna contraindicación y muy pocos efectos secundarios.

Ginecomastia

La Hidrolipoclasia ultrasónica elimina sin cirugía, de forma fácil y natural, la grasa situada en abdomen, cintura, muslos y caderas. Ya sabéis, las cartucheras que nos traen por al camino de la amargura, la celulitis… El éxito de este tratamiento es que elimina la grasa localizada de manera muy efectiva y no requiere hospitalización. Y, por supuesto, ambas son técnicas que se pueden aplicar tanto a mujeres como a hombres (que sois unos cuantos los que, tímidamente, nos habéis hecho llegar vuestras consultas). Primero, al igual que en una liposucción, se marcan la zonas a tratar, con un marcador para la piel y se desinfecta la zona, luego se realiza una infiltración con soluciones estériles fisiológicas hiposmóticas y/o soluciones lipolíticas en el tejido subdérmico.

Lo que sigue es el tratamiento en sí, o sea, la aplicación de ultrasonidos mediante aparatos profesional específicos, y que el paciente percibe como la sensación de estar recibiendo un masaje en las áreas tratadas. La aplicación de ultrasonidos es la parte más importante ya que es la que "rompe" las células grasas. La duración de la aplicación de ultrasonido depende del volumen inyectado y la región a tratar. Estas ondas ultrasónicas, al actuar sobre el líquido inyectado, producen una “lisis” (ruptura) de las células grasas que luego el organismo se encarga de eliminar, reduciendo de esta manera el volumen de la adiposidad.

Cuando se inyecta el líquido se siente como una picadura suave. En la parte del ultrasonido, sin embargo, la sensación es fresca y agradable, tanto que el paciente se puede hasta quedar dormido. Una vez terminada la aplicación del ultrasonido, el área tratada un poco inflamada por el líquido que se ha inyectado previamente, pero el organismo lo elimina de manera natural en unas 48 horas.

Por su parte, la liposucción es una de las técnicas de cirugía estética más solicitada, especialmente en las zonas de muslos y abdomen. Las zonas que se pueden tratar con liposucción son: mejillas, papada o cuello, zona superior de los brazos, zona pectoral, espalda, abdomen y cintura, interior y exterior del muslo, cadera y nalgas, rodillas y tobillos y pantorrillas.

A diferencia de la Hidrolipoclasia, la liposucción es una intervención quirúrgica. Es muy recomendable cuando la grasa está más distribuida o bien cuando las concentraciones de grasa son muy importantes. Las técnicas de liposucción han avanzado mucho en los últimos años, básicamente son intervenciones que se llevan a cabo practicando unas incisiones en las zonas a tratar, insertando en ellas unas cánulas y aspirando así la grasa acumulada.

Puesto que la grasa tiende a no querer moverse de donde está, las técnicas de liposucción pueden utilizar mecanismos vibratorios para liberarla (vibroliposucción), o bien ultrasonidos (lipoaspiración ultrasónica), o incluso ondas láser (lipoláser). Cada técnica tiene sus indicaciones, sus contraindicaciones y ciertas variaciones en cuanto a la cantidad de grasa que se puede extraer con cada una de ellas.

Como explicábamos antes, ambas técnicas, la Hidrolipoclasia y la liposucción están indicadas para acumulaciones de grasa distintas.

La Hidrolipoclasia para concentraciones de grasa en zonas más pequeñas (la celulitis y las cartucheras son las más comunes, o también los "michelines" moderados). La liposucción es más indicada para personas con un peso normal, pero con zonas localizadas de grasa con un volumen desproporcionado en comparación al resto del cuerpo. Estas áreas localizadas de grasa son casi siempre hereditarias y no se eliminan con dietas o ejercicio.

Aunque la liposucción puede realizarse a cualquier edad, siempre se obtendrán mejores resultados si la piel tiene elasticidad suficiente para volver a recuperar la silueta después de la intervención. Si la piel no se retrae, como sucede en pacientes de avanzada edad, será necesario estirarla, ya que no se readapta por sí misma.

Lo fundamental, por encima de todo, el rigor en el tratamiento, las garantías de un centro con todas las condiciones médico-sanitarias, y la experiencia de los profesionales que realizan los tratamientos. Cumpliendo estos requisitos, tranquilidad absoluta, resultados rápidos y, casi podríamos decir, la seguridad de que la eliminación de la grasa es definitiva.

Blog de Sants Institut
Sants Institut en FaceBook
Sants Institut en Twitter
Rompedora Blog

Sants Institut en Flickr
Web Médica Acreditada. Ver más información Directorio de Empresas de Tratamiento de la obesidad

Sants Institut en Youtube
Centro Acreditado E08666312